87 – Linkedin | Entendiendo la red social

Linkedin es una red social que mete miedo. Nos imaginamos a grandes CEO’s súper profesionales compartiendo su sabiduría y mirando a los recién llegados por encima del hombro. Nos asalta el síndrome del impostor. Creemos que no tenemos nada que aportar. 

¿Realmente es una red social tan cerrada? ¿Es tan elitista? ¿Cómo puedes introducirte? 

Dale al play y lo descubrimos.

¿Es Linkedin tan exclusivo como parece?

Pues yo me he pasado de Instagram a LinkedIn: hace bastantes meses empecé a tontear con esta red social y unos meses después lo dejé y finalmente volví.

Entiendo bastante cómo funciona a estas alturas después de más de un año de estar dentro bastante activa y ciertos meses como observadora.

De hecho esto sea algo que suelo hacer bastante: observar un tiempo. Me ayuda a entender más el entorno y el contexto de esa red social. Pero sobre todas las cosas es porque mi canal principal secundario era Instagram y ya no me estaba gustando y quería buscar una alternativa.

Ya no me estaba gustando estar en Instagram como consumidora ni como creadora, porque no me salía rentable: me atrapaba mucho, no me sentía gusto, ya no me divertía hacer contenido allí, ya no me entretenía.

Era en la balanza más negativo que positivo, así que me decidí a encontrar otro medio de comunicación principal que me sirviera para estar más presente y más activa diariamente y en el que me sintiera cómoda.

Me habéis preguntado mucho por el tema porque hay muchas personas que ven LinkedIn como si fuera de traje y corbata. Ya sabes que hay un episodio donde habló de esto con Pablo C, episodio número 13, donde precisamente hablamos de que adiós a ese traje y corbata en LinkedIn: ya no es la red social de traje y corbata.

Así que respondiendo a la pregunta: no, no es tan exclusivo como nos lo han vendido en un principio.

La situación actual de Linkedin

Vamos a entender un poquito esta red social, y para eso voy a crear como tres episodios (por el momento) donde voy a hablar de la información que os puede interesar más para poder introduciros en esta red social.

Tengo que hacerlo ahora porque ahora es el momento en el que esa red social está funcionando bien y es una buena oportunidad para según que casos, entonces es el momento en el que tengo que compartirlo con vosotras y con vosotros.

Situación de Linkedin en la actualidad

Es una buena red social vital. Vivito. Sí, dependiendo de cuál sea nuestro cliente objetivo. Aunque en rasgos generales para casi todos los casos es una buena opción.

Hay buena visibilidad, pocos creadoras y creadores de contenido y más oportunidades. Además, esas oportunidades son de mayor calidad.

Yo ahora digo que Instagram es el cuñao… Porque allí vamos a encontrar respuestas muy fáciles, muy rápidas y contenido fast muy rápido. Pero lo que no vamos a obtener es la misma calidad de respuesta.

En la mayoría de los casos que podemos encontrar en LinkedIn está más filtrada la calidad de respuesta, la calidad de oportunidades. Hay un tipo de relación que es totalmente diferente. Tenemos más visibilidad, básicamente, porque hay mucha menos gente creando contenidos.

Hay mucha gente observadora pero poca creadora de contenido, y esto es muy beneficioso para aquellas personas que ya tenemos un habitualidad a la creación de contenido, o bien queremos y nos vamos a lanzar a crear contenidos: esto nos da visibilidad.

A quién está favoreciendo el algoritmo

La red social además está favoreciendo que creemos contenido y que interactuemos y con los demás perfiles, así que es un momento muy bueno para introducirse en LinkedIn a por todas.

No sé lo que pasará dentro de seis meses, porque estas cosas ya sabéis cómo son: puede nacer una nueva red social o cambiar cosas dentro de la red, etc.

Esta red social, como he dicho, actualmente es para todas aquellas personas que les interese llegar a personas que estén trabajando, que estén en activo o personas que estén buscando trabajo. Con lo cual tenemos ahí un montón de personas en general, porque están personas que tienen un puesto de trabajo y personas que están buscando un puesto

Emprendedoras, CEOs, directivos, empleados y empleadas: de todo Ahí vas a encontrar todo tipo de personas. Si tú te diriges a un perfil concreto, pues lo vas a encontrar, ya está.

Es una red social para todo el mundo y tú vas a hablar desde una perspectiva de tu profesión, de tu tipo de contenido.

¿Cuándo no es la mejor opción?

Hay algunos casos en los que pues no es la mejor red social.

Por ejemplo si te dedicas a las recetas de cocina pues puede ser que no. Pero si tus recetas de cocina están especialmente diseñadas para catering, eventos para empresas o lo que sea, pues entonces sí.

Lo que sí que es cierto es que el objetivo de esa red social es hablar de del ámbito laboral y profesional a mayor porcentaje.

Si todo el mundo usa LinkedIn como Facebook, pues al final pues destrozamos esa red social o esa esencia de LinkedIn. Además de que es un contenido que la plataforma no premia (hasta la fecha).

Esto no quiere decir que siempre sea todo profesional: de vez en cuando también hay gente que habla de vida personal, que comparte vídeos virales que no tienen mucho que ver con el ámbito laboral, etc.

Son personas que están activas en el desarrollo profesional, así que es un buen público.

Esta red social trabaja mucho la autoridad. Como hay pocas personas que crean contenido allí y es una red social que es percibida de forma muy profesional y demás, despierta las alarmas a muchas personas sobre el síndrome del impostor.

»¡Uy, pero si allí hay gente muy importante! ¡Cómo voy a hablar yo! Si no tengo nada que decir.» Aquí juega un poco la seguridad que tengas tú en tu profesionalidad, en tu forma de trabajar y demás.

Al final esas personas son personas como tú y como yo, pero sí que se percibe con más autoridad a esas personas que están hablando así y a las que ves posicionada. Aunque es percepción: eso no te resta profesionalidad ni a ti ni a tu proyecto.

Cómo podemos posicionarnos en Linkedin

Desde mi punto de vista, en LinkedIn hay un criterio más exigente. Esto quiere decir que las personas identifican mejor cuándo es un contenido »humo» cuándo es en contenido de calidad.

Existe un mejor filtro de contenido de valor y eso, especialmente, es una de las cosas que más me gusta de LinkedIn.

Otro dato importante es que en LinkedIn no hay likes: aquí hay reacciones, igual que en Facebook. Lo que pasa es que las reacciones en LinkedIn son diferentes.

  • Tenemos la de reaccionar, simplemente recomendar. Es la más parecida a un like sencillo.
  • El apoyar, que se suele utilizar en publicaciones más serias o tristes.
  • El encantar, como un súper like.
  • Celebrar, para noticias o reivindicaciones.
  • Recientemente añadieron el de hacer gracia.
  • Generar curiosidad e interesar, que se utilizan un poco según criterio propio.

En resumen: tiene sus propias reacciones, con lo cual existe un lenguaje interno en esa propia plataforma. Por eso yo siempre digo que lo mejor es entrar e introducirse en esta red social como observadora, dejando comentarios, y después lanzarse con la creación de contenidos.

Difusión en Linkedin

Existen dos formas diferentes de compartir el contenido:

  • Puedes compartir la publicación directamente, o sea, simplemente que tu audiencia, la gente que te sigue, tus contactos, vean ese contenido que tú has querido destacar de otra persona.
  • También puedes compartir ese mismo contenido incluyendo un texto que recomienda ese contenido por algo particularo o algo que quierass destacar, que es lo más recomendable. De esta forma esa publicación será diferente porque ya será tuya y no simplemente un retweet, por decirlo de alguna manera.

Esas son como dinámicas de la red que pueden ayudarte a empezar a crear contenido con un poco de apoyo.

Notificaciones en Linkedin

Esto es algo buenísimo que tiene LinkedIn y es que aunque tú no publiques post originales, o sea que tú escribas y redactes, si tú comentas otras publicaciones a tus contactos le sale tu actividad.

Es decir: te llegan notificaciones de la actividad de las personas a las que tú sigues. Entonces esas personas, aunque no creen contenido, van a estar todo el día recibiendo notificaciones sobre tus movimientos o lo que estás haciendo de forma pública.

Es súper interesante porque de esta manera no exige que una esté creando contenido continuamente. Es mucho más respetuoso en este sentido y a la vez permite que la gente siempre siga teniendo un contacto más directo contigo.

Las notificaciones funcionan muy bien en este sentido, por lo tanto, si estás en LinkedIn, no solamente deben preocuparte las publicaciones que deberías compartir, sino también el tipo de interacción que tienes con el resto de publicaciones, que también deben ser de calidad y de valor.

Seguidores en Linkedin ¿Cómo funciona eso?

No solamente hay seguidores, sino que también hay contactos.

¿Y esto que quiere decir? Es muy sencillo: tú cuando sigues a alguien vas a vas a estar al día de toda su actividad, te va a salir en el feed, en el muro principal y general todo su contenido.

Pero si es tu contacto vas a poder enviarle mensajes directos y vas a tener, digamos, una relación más estrecha en lo que digital mente se refiere.

No personalmente, obviamente eso hay que currárselo. Pero vas a tener más posibilidades de contactar, colaborar, hablar etc.

También existen otro tipo de mensajes que son los mails. Funcionan como una especie de in mail que es un mensaje interno y tienes un número limitado de ellos.

En las solicitudes te permiten añadir una nota a esa persona para solicitarle ser tu contacto. Esto es lo que la hace también especial: que generes una relación diferente y estratégica con aquellos contactos que realmente quieres.

También existen cuentas en las que en realidad solamente nos interesa seguirlas porque sabemos que no vamos a tener un contacto más profundo o porque la vamos a seguir un tiempo. Digamos que tenemos un mayor control sobre quién se va a poner en contacto con nosotras y a la vez sobre con quién queremos relacionarnos y qué tipo de relación queremos en esta red social.

Esto a mi me encanta, la verdad, así que basta con entender que siempre vas a tener más seguidores que contactos porque hay gente que simplemente te quiere seguir y a veces no te pide solicitud de contacto.

No porque no quiera contactar contigo más directamente, sino porque incluso puede sentir que es un poco atrevido enviarte una invitación de contacto.

No caigas en este error de principiante

Por último me gustaría añadir que en esta red social, que no funciona igual que el resto de redes sociales, pecamos mucho de empezar a utilizarla como utilizábamos la anterior, y acabamos utilizando Linkedin como si fuera Instagram.

Aquí 50 reacciones no son como 50. Por ejemplo, en Instagram es muy fácil conseguir 50 likes, pero no es tan fácil conseguir 50 comentarios.

Pues en LinkedIn esa relación está más equiparada, con lo cual es muy, muy valioso recibir cinco reacciones con muy pocos seguidores y muy pocos contactos.

No se puede comparar con Instagram o con otra red social, esa es la realidad. Tienes que ir viendo tú cómo funciona.

Muchas veces no se corresponde el número de seguidores que tienes con el número de reacciones, como ocurriría en otras redes sociales. Pero no pasa nada, porque el crecimiento es progresivo y las oportunidades llegan.

En conclusión

Creo que ya te puedes hacer a una idea del escenario y la situación actual de la red social. Espero que te haya gustado. Nos vemos en la siguiente parte donde te voy a hablar de cómo optimizar tu perfil de LinkedIn.

Compártelo con todas aquellas personas con las que quieras pasarte a LinkedIn en grupoy no te olvides de seguirme y enviarme solicitud de contacto si te vienes por allí, que me encantará que me lo hagas saber.

Si tienes dudas o alguna cosita más para que quieras que haga más episodios me lo dices también. Nos escuchamos en el próximo episodio y no te olvides de emprender libremente.

Comparte

Interacciones con los lectores

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *